¡Pudimos volver!

Primera toma de contacto después de un largo confinamiento.

Desde el fin de semana de principios de marzo, que estuvimos haciendo trabajo de campo en Mas Blanco, aún no habíamos vuelto. Porque llegó la sorpresa de un largo confinamiento y, como a todas y todos, se nos paralizó lo que hasta entonces teníamos entre manos.

Así que conseguimos volver el penúltimo fin de semana de junio (19,20,21/07/20) y este primero de julio (3,4,5/07/20). Y os podemos asegurar que con muchas ganas de trabajar para retomar todo aquello que se nos quedó a mitad, además de para poner en marcha todo lo necesario para poder llevar a cabo la Universidad de verano de este año. Y con la sorpresa de poder haber disfrutado y contado con la colaboración de: Lorena Mulet (de Per l’Horta) i su perrita Martina.

Para no dejar de lado las buenas costumbres, así estuvimos y así seguimos: ¡entre pasteras, herramientas y convivencia!

Esta vez nos pusimos manos a la obra, y nunca mejor dicho, para además de tenerlo todo bien preparado para la “Universidad de verano” de este año, seguir con las tareas a realizar en Mas Blanco. Tareas que nos permiten su mantenimiento y mejora, así como también una mejor accesibilidad.

El primer fin de semana que pudimos volver nos centramos en uno de los corrales cedidos, poniéndole suelo y acabando una parte de las paredes. Además de revisar los otros espacios, ya que después de tanto tiempo sin habitarlos, teníamos que echar un ojo para ver si alguna cosa se había estropeado, caído… porque recordemos que durante el confinamiento alguna que otra lluvia fuerte cayó.

Aquí podéis observar como estábamos ingeniándonoslas para que quedara bien nivelado el futuro nuevo suelo del corral.

Así que durante esos tres primeros días sin parar, nos reencontramos de nuevo y pudimos disfrutar del entorno. Aún con bastante alegría debido a las florecillas que habitan en este lugar y sus olores; propios de los mantos de manzanilla que rodean a Mas Blanco (Santolina chamaecyparissus) , así como de nuestra querida lavanda y otras más.

Los siguientes tres días en los que retomamos el trabajo (primer fin de semana de julio), seguimos con el suelo del corral porque no lo pudimos acabar: ¡las pasteras cuestan lo suyo, oye! Pero como la pared la pudimos terminar…

…nos centramos de lleno en limpiar y vaciar un nuevo espacio que, con mucha urgencia, necesitábamos. Junto con la la tarea de reorganizar el itinerario del museo. Y ya os podéis imaginar qué puede suponer: mover, cambiar, ordenar, vaciar, volver a llenar, limpiar, repensar espacios…

Pero con 8 manitas y cuatro patitas, ahí estuvimos: ¡pico y pala, pico y pala! Vamos, que podéis observar que somos poco camanduleros y camanduleras. Y que entre tanto trabajo, algunas que otras sonrisas también os queremos mostrar:


Esperamos que os gusten las fotografías y que a través de ellas podáis conocer el trabajo que llevamos a cabo. Trabajo que, china-chana , vamos haciendo. Nosotras y nosotros, mientras podamos, seguiremos realizando grupos de trabajo… seguiremos habitando Mas Blanco. Y durante el tiempo que estamos, recogiendo fuerzas y retomando contactos. Si quieres saber más: ¡no olvides ponerte en contacto con Recartografías Teruel!

¡Que vaiga bueno!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *