II Seminario Recartografías “Territorios abandonados: Emprender y recuperar; del declive a la custodia del territorio”

II Seminario Recartografías “Territorios abandonados: Emprender y recuperar; del declive a la custodia del territorio”

Recartografias No Comments

Un año después del primer seminario sobre pueblos y territorios abandonados os queremos presentar la segunda edición, que se celebrará en la Facultad de Geografía e Historia del 26 al 28 de febrero. Este año cambiamos de programa y vamos a hablar sobre todo de la custodia del territorio en Aragón y Valencia. Las jornadas se dividen en dos bloques: en primer lugar un diagnóstico sobre la despoblación, y una segunda jornada con iniciativas emprendedoras de custodia del territorio y de recuperación de espacios abandonados. Además, organizaremos una excursión a lugares olvidados de nuestra geografía y contaremos con una cata de nuevas cervezas organizada por nuestros amigos de Ordio Minero, directamente desde las cuencas mineras de Teruel. ¡Os esperamos a todos/as!


RESUMEN Y PROGRAMA
Ciudades enteras, pueblos, comarcas, áreas industriales, vías de comunicación, áreas agrícolas… mientras medio mundo sigue con el proceso de urbanización en determinadas áreas, cada vez son más los territorios que pierden población por envejecimiento o migraciones y que están quedando completamente desiertas. En algunas áreas se habla del relativamente nuevo fenómeno de las “shrinking cities” o “shrinking regions” o regiones y ciudades menguantes. Este proceso, además de tener consecuencias ambientales desastrosas, plantea nuevos desafíos sobre como gestionar y recuperar estos espacios que encierran un gran patrimonio histórico. Una de las estrategias que con más fuerza están surgiendo para gestionar espacios de este tipo es la custodia del territorio Este curso se plantea como un espacio de reflexión para debatir sobre estas realidades cada vez comunes a las que se les presta muy poca atención tanto desde el punto de vista mediático, como académico o político y servir de punto de encuentro para encontrar posibles soluciones como la custodia del territorio.

 

 
Jueves 26 de febrero. Sesión 1: Diagnóstico

 

16:00 Bienvenida al seminario a cargo de Joan Noguera, director del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local (Universitat de València)

16:15 Presentación de las Jornadas a cargo de Laura Lara, Asociación “Recartografías”.

 

16:30 La custodia del territorio: el caso valenciano. AVINENÇA

 

17:15 Descanso

 

17:45 Experiencias de custodia del territorio: el caso de RecartografíasAntonio Valera, Manel Alemany y David Galindo. Asociación Recartografías.

 

18:30 Inauguración de la exposición “Territorios abandonados. Paisajes y pueblos olvidados de Teruel”

 

Viernes 27 de febrero. Sesión 2: Herramientas

 

16:00 ¿Quién borró la “x” del mapa”? De cómo muchos territorios desaparecen de los mapas. Luis del Romero, Universitat de València y Asociación Recartografías.

 

16:30 Las masías valencianas, territorio a recuperar. Asociación “Masies Valencianes”

 

17:00 Proyecto EmpreMter: Para qué necesitamos los urbanitas al medio rural. Luis Muñoz, Jefe de Proyectos Europeos de la Diputación Provincial de Teruel. 

17:30 Descanso

 

18:00  Serranía Celtibérica, un proyecto de desarrollo para la Laponia del Sur. Juan Manuel Monasterio y Ana Chinarro. Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica.

 

18:30 Experiencias de emprendedores: Ordio Minero, cerveza artesanal de Teruel.

 

Sábado 28 de febrero

 

Salida a un Gúdar-Javalambre y Maestrazgo: un desierto demográfico Visita a muestras de patrimonio militar e industrial de la comarca en estado de abandono y a Mas Blanco, pueblo abandonado de San Agustín. La salida incluye transporte de ida y vuelta en autobús y guías durante las visitas.

 

Precio: 35 euros público en general y 25 euros estudiantes, pensionistas y parados. 

INSCRIPCIONES: MANDAD UN CORREO A recartografias@gmail.com o entrad en faceboook: www.facebook.com/recartografias

 ¡Os esperamos!

 

Curso-seminario “Descartografía del mundo rural”

Recartografias No Comments


Ciudades enteras, pueblos, comarcas, áreas industriales, vías de comunicación, áreas agrícolas… mientras medio mundo sigue con el proceso de urbanización  en determinadas áreas, cada vez son más los territorios que pierden población por envejecimiento o migraciones y que están quedando completamente desiertas.  En algunas áreas se habla del relativamente nuevo fenómeno de las “shrinking cities” o “shrinking regions” o regiones y ciudades menguantes. En otros casos más cercanos a nuestro contexto se habla del histórico declive rural reactivado con la crisis económica. El caso es que cada vez más ciudades y regiones del mundo desarrollado se están quedando  literalmente sin habitantes. Este proceso, además de tener consecuencias ambientales desastrosas, plantea nuevos desafíos sobre cómo gestionar y recuperar estos espacios que encierran un gran  patrimonio histórico.

Este curso se plantea como un espacio de reflexión para debatir sobre estas realidades cada vez más comunes, a las que se les  presta muy poca atención tanto desde el punto de vista mediático, como académico o político. 

PROGRAMA DE LAS JORNADAS 

Jueves 20 de febrero

16:00 Charla inaugural: Joan Noguera, doctor en Geografía y profesor titular adscrito al área de Análisis Geográfico Regional, director del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local (IIDL) y del Grupo de Investigación LOCSUS (Local Sustainability)


16:30
Inauguración de la exposición “Territorios abandonados.  Paisajes y pueblos olvidados de Teruel”

17:00 Declive rural y abandono de pueblos en España. Luis del Romero, integrante de Recartografías, grupo de  investigación sobre el abandono del territorio, vinculado al IIDL. 

17:30 Descans

17:45 Pueblos abandonados en el País Valenciano (y alternativas en el mundo rural), Agustí Hernández, periodista, escritor y autor del libro “Pueblos valencianos abandonados. La memoria del silencio”.

18:15 Los nuevos programas europeos para el medio rural. Luis Muñoz, Director de la Oficina de Programas Europeos, Diputación Provincial de Teruel



18:45 Debate

Viernes 21 de febrero

16:00 Consecuencias del abandono del territorio: posibles herramientas de gestión. Luis del Romero.

16:30 La custodia del territorio. El caso valenciano. Jordi Domingo. Avinença

17:00 Descanso

17:15 Repoblar y emprender en un pueblo abandonado ARPAE-  Asociación para la rehabilitación de pueblos abandonados  de España con sede en Madrid.

17:45 Repoblar y emprender en un pueblo abandonado II: el caso de San Agustín. Laura Lara y Josep Boix


18:15 Debate

18:45 Experiencias de emprendedores: Ordio Minero. Proyecto de fabricación de cerveza negra artesana, ecológica y sostenible, ubicada en la localidad de Blesa (Teruel), liderada por Chesús Gracia y Enrique Utrilla.

Sábado 22 de febrero

Excursión al sur de la provincia de Teruel, en la que se podrán  visitar diversos pueblos, con diferente grado de abandono y a causa de diferentes motivos.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Precio: 25€ para estudiantes de la UV y parados (será necesario presentar el justificante de matrícula o el DARDE, respectivamente). 35€ para el público en general.  El precio incluye la asistencia a las charlas, excursión, diploma  acreditativo y cata de cervezas. 

El curso tendrá lugar en la Facultat de Geografia i Història de la Universitat de València. Av. Blasco Ibáñez 28, en el aula GH 1.1.

Inscripciones y contacto:

Laura Lara: laura.lara.martin@gmail.com
Luis del Romero: luis.romero@uv.es

El Molino Alto

Recartografias No Comments

Entrada principal al molino
Esta es seguramente una de las visitas más interesantes de las realizadas hasta la fecha, tanto por el valor del patrimonio descubierto como por su excelente estado de conservación. Entrar en el Molino Alto es como realizar un viaje en el tiempo a la época de la dura posguerra, ya que tanto la maquinaria como el mobiliario, enseres y documentación datan como mínimo de esa época.
 Vista trasera del edificio
 
Pero la historia de este molino se remonta mucho más atrás en el tiempo. Parece ser que se trata de un molino de origen medieval ya documentado en el siglo XIII. El canal de entrada y la balsa construidos con grandes sillares dan una pista de la antigüedad de la edificación, así como los rodetes. Aquí vamos a explicar brevemente la historia de esta joya de nuestro patrimonio, hasta hoy olvidado.
 
Vista del molino y del bello paraje donde se asienta.
Se trata de un molino harinero y fábrica de harinas y piensos  que recoge las aguas de un azud situado a casi dos km río arriba. Desde el azud parte una acequia, hoy arruinada por completo, que transportaba las aguas hasta una balsa de piedra situada a espaldas del molino. Desde allí tradicionalmente un salto de agua movía la muela que se empleaba para la fabricación de harinas, tras lo cual el agua volvía al río a través de un canal que aún hoy en día es bien visible. Así es como funcionaba el molino hasta finales del siglo XIX. EN 1887 el molino pasó a ser propiedad de la familia Gómez. G. Gómez viendo a principios del siglo XX que la maquinaria se estaba quedando rápidamente obsoleta, decidió realizar una gran inversión para convertir aquel molino medieval en una moderna fábrica de harinas. Superando  mil dificultades de la época, desde conseguir un crédito hasta seleccionar, transportar y montar la maquinaria, en 1927 comenzó a funcionar una de las fábricas de harinas más importantes de la provincia, con tres plantas con maquinaria de molienda de la empresa Bühler de Suiza y un complejo sistema de canalizaciones de grano y poleas construido con madera de pino de Oregón y escandinavo. Gracias a la calidad de esta madera, hoy en día gran parte de la estructura se conserva perfectamente.
Era una época en la que había que agudizar el ingenio, y entre otras cosas había que pensar cómo mover toda aquella maquinaria. El molinero dio con la solución tras una visita a Valencia en los años 20. Allí compró en el puerto un motor diesel de barco de dos tiempos que tardó 15 días en traer hasta el nuevo molino. De esta manera siguió utilizando el antiguo molino con su tolva para fabricar piensos y el nuevo motor para la fábrica de harinas.
Sin embargo este molino tan solo llegó a funcionar 27 años. G. Gómez era un destacado militante socialista en su pueblo y cuando estalló la guerra su molino se utilizó para aprovisionar de harina al ejército republicano e incluso llegó a construir otra fábrica de harinas en una población cercana más a la retaguardia. Durante la contienda el molinero juró “no dar nunca harina a Franco”. Sin embargo, tras el desenlace de la guerra civil el molino fue ocupado por la guardia civil y el molinero arrestado, interrogado, torturado y condenado a 10 años de prisión.  Durante los duros años de la posguerra en el valle abundaban las guerrillas del maquis que se aprovisionaban de las masías cercanas y del propio molino. Cada día, la guardia civil acudía a registrar el molino en busca de armas y a hacer prácticas de tiro en las cercanías. La guerrilla maquis estuvo activa en la zona hasta 1953, fecha a partir de la cual el molino empezó a funcionar de nuevo con normalidad hasta su cierre en 1987. En 2011 se descubrió en un escondrijo de este molino varias armas de la guerra civil así como dinamita robada de unas cercanas minas, con el fin de armar al maquis. Aún es muy posible que este molino esconda muchos secretos…
Las condiciones de vida en cualquier molino no eran fáciles, tampoco en el molino Alto. A pocos metros de la entrada se levanta un muro de piedra que tenía como función proteger la entrada principal de las ventiscas de nieve. Uno de los principales problemas que sufrían sus habitantes era el frío y la humedad. El molino no disponía de calefacción y uno de sus habitantes todavía hoy recuerda que el frío era tal que “se congelaba el agua de la cocina”. Otro de los principales problemas era el aislamiento. Durante muchos años, al igual que las masías de los alrededores, este molino era casi autosuficiente, apenas bajaban al pueblo para comprar un poco de ropa o enseres para la casa. La finca donde se encuentra el molino disponía de pastos para ganado, huerta, campos de secano y corrales. El propio mantenimiento de la maquinaria del molino obligó a instalar un aserradero y una pequeña herrería para reparar piezas dañadas.
Hoy este molino se encuentra en muy buen estado de conservación y existe un proyecto de rehabilitación y de construcción de un hotel rural. Desde aquí esperamos que se respete al máximo  el legado de esta magnífica muestra de patrimonio industrial  y de memoria histórica de nuestro pasado más reciente.
  
 
Primera sala de máquinas y aserradero, donde se ubica el árbol que conectado a la turbina pone en marcha toda la maquinaria.

 

Antigua tolva del molino de origen medieval

Uno de los numerosos talleres con todo tipo de herramientas para reparar la maquinaria del molino

El motor diesel de barco que  generaba la energía necesaria para mover toda la maquinaria

Dos vistas de la vivienda del molinero, aún con cocina antigua y recocina con alimentos y conservas de los años 80.

 

 

 

Vistas de la maquinaria de molienda y refinado de la harina. Casi la totalidad de la harina podría funcionar hoy en día, ya que solo hay algunas correas que están rotas.

Piso superior del molino que se utilizaba como almacén y sala de pesado de las harinas.

Garaje y taller principal del molino con una antigua tolva y más herramientas.

Restos de una motocicleta con matrícula de San Sebastían de las primeras décadas del siglo XX.

Un último descubrimiento inesperado: un Renault 4L de los años 70 en el garaje del molino

The last abandoned village

Recartografias No Comments

Excursion to an abandoned village

In this excursion we showed three different abandoned sites: two former industrial colonies and an abandoned village due to rural crisis in the last decades. This report will focus on the visit of this former site. As always, the definite name and localization of the village will not be published, as it is not an aim of this web to spread the names of abandoned sites with a rich heritage that could be stolen or destroyed. If you are interested in knowing more about it, please contact us.
This village is located a few kilometers from Teruel, province’s capital. This village had 180 inhabitants in the 50’s. People living there use to work in cattle and irrigated agriculture (there are fertile soils close to the village thanks to a river that passes just a few meters away) where many vegetables and fruits were grown, especially lucerne and barley. The area is very rich in soils, fauna, flora and minerals (in the nearby there were sulfur mines), nevertheless, as the vast majority of the province, it suffered a very deep rural crisis due to emigration to urban agglomerations. 

The process usually begins with the emigration of young girls, as the boys were who inherited the land, the basis of rural economy. They looked for a job in the city and  a different life with more freedom. In the case of this village, the proximity of Teruel, the only city in the province, exacerbated emigration. After, youngsters follow, attracted with new opportunities of the city, not only in employment, but also in life quality (basic things in the urban world of today, such immediate access to electricity,  clean water, education, health and today internet is not always found in many rural areas still today). Afterwards are whole families who leave for better chances in the city, and it ends up with the total abandonment of it, as it was the case of this village.


The village was abandoned around 2004, something which shows us, that these processes are still operating in some rural areas in Spain, though the wide range of spatial plans, rural policies and funds that the government and the EU has been developing in such areas since the 80’s. In the case of this village, some families went to Teruel and others to the coastal industry town of Puerto de Sagunto, which was until the 90’s an important steel industry center. Many of the inhabitants used to come back to the village in summer, but slowly most of them died and their children preferred to stay in the city, where their roots are. Until a few years ago, still a couple was living there, but after the death of the husband, the wife decided to leave the village for ever.

A sad story in a very scenery and rich environment: wild mountains, rivers, poplar groves and  an interesting badland landscape

 Two views of the main street, today covered with thickets and bushes. Some of the houses do not exist anymore. The village has a main street with 20 houses, most of them dilapidated. In Autumn 2011, three  of the houses collapsed after a heavy storm, destroying all the house appliances, furniture and memories of the generations that lived there. Apart from that, the village had a school and a church (the only building to have been restored).

View of the church, recently restored but remains locked.

The main classroom of the school, in a three-storey building that had other two smaller rooms, which shows us that some time ago, a lot of children lived and learned here.

A table in one of the houses with a letter, buttons, a hank and other domestic items.

One sleeping room, still with clothes, medicines, furniture and even letters and photographs of the former owners.

Another view of the past, the house in front of collapsed in Autumn 2011.

A fireplace in a kitchen, the former chimney or kitchen has been stolen

The team of explorers who participated in this interesting excursion.

Exploring abandoned places always implies some risks and adventure, here our car stuck on the mug after a heavy rain, in the middle of nowhere.

El palacio perdido

Recartografias No Comments

El palacio perdido se encuentra en un amplio valle entre boscosas montañas donde se pueden ver cabras montesas, ciervos y corzos. Se trata de un valle salpicado de masías, campos de cereales y corrales con reses bravas. Todo este valle perteneció a una de las más importantes familias de la nobleza española desde la edad media. En el centro del mismo valle, en un pequeño cerro desde el que se puede divisar una distancia de varios kilómetros y vigilar así quién entra y quien sale, se erige el palacio perdido.

En este palacio vivía una familia de antiguo linaje, que era propietaria de todo el valle y de muchas otras tierras, junto con su servicio formando una pequeña corte, como si de un antiguo reino perdido en las montañas se tratara. Los fundamentos de la “Casa Grande”  son medievales aunque ésta fue completamente renovada en el siglo XIX. Pese a su aislamiento, en esta pequeña colonia no faltaba de nada: corrales de todo tipo de ganado, herrería, lavadero, capilla,  huertos e incluso modernas salas de baño alicatadas en mármol, todo un lujo para la época.

Una vez más se puede observar que el tiempo no pasa en balde para esta casona pese a su sólida construcción. En las fotos se observa el contraste entre la situación actual y cuando estaba en su época de máximo esplendor a principios del siglo XX. El tejadillo de madera de la entrada y el muro de separación del jardín han desaparecido completamente. En el tejado hoy en día empieza a derrumbarse poco a poco y la mayor parte de los corrales ya están arruinados.

 

En todo el valle se cosechaba trigo en abundancia gracias a la humedad y riqueza de sus suelos. El problema venía a la hora de comercializarlo. La dificultad y precariedad de las comunicaciones hasta hace muy pocos años a grandes centros urbanos como Valencia encarecía enormemente su precio. Por esta razón el propietario de estas tierras se quejaba de que antes llegaba un barco de Ucrania a Valencia cargado de grano que un carro desde este valle a la misma ciudad.

 

Una vez el propietario que construyó esta casa solariega a finales del siglo XIX murió, los hijos parece ser que no quisieron seguir manteniendo la propiedad. Por ello antes de la guerra civil todo el mayorazgo fue dividido en lotes y vendido a particulares. Así empezó la decadencia lenta pero inexorable del palacio.Prácticamente todo el mobiliario del palacio fue vendido o quizás utilizado como leña en los duros tiempos de la posguerra. Sin embargo aún hoy quedan elementos interesantes como un confesionario privado, lámparas de araña, útiles de cocina etc.

 Hoy en día en todo el valle el único ruido que se puede escuchar es el mugir de alguna vaca y de vez en cuando en la lejanía, el de alguna cosechadora o tractor que trabaja en los campos que aún hoy en día quedan activos. El centro del valle donde se erige el palacio perdido está completamente abandonado. Sus últimos propietarios no se preocuparon ni de llevarse sus vehículos. Hoy en día quedan dos matriculados a principios de los años 70 completamente abandonados y semienterrados entre la pinocha, pero aún bien aparcados y encarados al camino de acceso, como esperando a que su propietario se los lleve…

 

 

Las salinas olvidadas

Recartografias No Comments

Las salinas olvidadas comenzaron su explotación ya en la edad media. Los suelos abundantes en arcillas yesíferas del Keuper ha permitido durante siglos explotar lo que hasta hace poco era uno de los minerales más lucrativos: la sal. La sal es y ha sido esencial en la vida de los pueblos de montaña para el consumo humano, la conservación de alimentos y la ganadería.

Sin embargo con la industrialización, la mejora de las comunicaciones y la reducción de los costes de transporte la explotación de estas sales mediante evaporación dejó de ser rentable. Estas salinas funcionaban a partir de la extracción de agua salobre de un pozo que hoy está en ruinas (ver foto) y su distribución en un sistema de balsas de evaporación comunicadas entre sí por canales de madera.

Además de varios antiguos corrales y de un casón señorial y otro de criados que era propiedad de la familia que regentaba la mina, aún hoy en día se pueden contemplar las ocho piletas o balsas donde se dejaba el agua salobre evaporar.

Las minas contaban incluso con una ermita propia, lo cual no es muy usual en este tipo de asentamiento industrial. Hoy en día la mayor parte de los edificios se encuentran en ruinas, con sus techumbres hundidas, aunque aún es posible ver toda la maquinaria y la noria que se utilizaba para extraer el agua salobre.

En las dos fotos de arroba se puede observar el pozo desde donde se extraían las aguas salobres en la actualidad y cuando estaba en pleno funcionamiento en los años 30. Esta es una muestra más de patrimonio industrial que queda hoy en día en estado de completo abandono. Toda la mina es hoy en día propiedad privada, y a juzgar por el estado de este importante patrimonio, sus dueños no parecen ser capaces o tener interés en evitar su ruina total. Las siguientes muestran el estado actual de lo que fueron las cuadras y almacén.

 

 

Por último una fotografía que muestra de nuevo las salinas cuando aún estaban siendo explotadas en los años 30 y constituían una importante actividad para su municipio y un negocio bastante lucrativo.

Pueblo de Casillas

Recartografias No Comments

 

La aldea de Casillas se encuentra en un lugar paradisíaco. Rodeado de bosques de pinar rojo y de sabinares junto a una pequeña rambla casi siempre seca, el único signo de vida que en la actualidad aún es posible encontrar es una granja de vacuno a unos 500 metros del mismo.

 

 

El pueblo de Casillas fue abandonado hace aproximadamente 30 años, hoy en día para llegar solo es posible hacerlo mediante un vehículo todo terreno o andando unos cuantos km desde la carretera más próxima. Es uno de esos pueblos que hoy en día ya no existen en los mapas. Por eso mostramos estas fotografías para conservar su memoria. En esta aldea hubo en sus mejores tiempos nueve familias viviendo con bastantes penurias, ya que nunca llegó a tener electricidad y el agua la recogían de un manantial junto a la rambla.  Estas familias vivían básicamente de la ganadería, pero en unas condiciones de casi total aislamiento por lo menos durante la temporada invernal por su difícil acceso.

 

Al contrario que en muchos otros pueblos, la razón de su abandono no fue solamente las difíciles condiciones de vida o la crisis de la agricultura o la ganadería. Lo que provocó su lenta decadencia fueron las políticas de repoblación forestal, a partir de las cuales se prohibió el pastoreo de cabras y ovejas, principal recurso de los habitantes de C…, en los montes circundantes. Entre la documentación que aun queda en la casa del alcalde de pedanía se pueden encontrar tiradas por el suelo unas cuantas multas impuestas a habitantes de esta aldea por pastorear en fincas del Estado. Junto a esto,la falta de infraestructura eléctrica fue otro factor determinante para su abandono.  Pese a que el alcalde durante bastantes años reclamó a las autoridades la construcción de un tendido eléctrico, ésta nunca llegó, con lo que sus habitantes acabaron emigrando a Catalunya o a Francia.

 

Hoy en día esta aldea va arruinándose poco a poco. La capilla que tenía está completamente en ruinas, y dos de sus nueve casas también. Solo otras dos de las nueve casas se encuentran aún en pie y con sus puertas y ventanas cerradas, quizás sean de los descendientes de los últimos habitantes que  de momento prefieren mantenerse alejados de estos pagos tan solitarios. En efecto cuando cae la noche el único sonido que se oye es el de algún cencerro lejano y el del viento cuando agita las ramas de sabinar….

Bienvenida

Recartografias No Comments

En el año 2000 el 50% de la población mundial ya vivía en ciudades. En 2020 será el 60% y hoy en Europa ya supera el 75%. Seguimos masificándonos en ciudades mientras que muchos territorios rurales siguen vaciándose. Minas, fábricas, huertas, pueblos, aldeas, testimonios de épocas pasadas y pequeños fragmentos de cultura que poco a poco van despareciendo… hasta de los mapas. La descartografía del territorio consiste en la desaparición paulatina de hitos y referencias toponímicas de los mapas como consecuencia de la despoblación y el declive rural.

Este espacio pretende ser una herramienta de difusión sobre el enorme patrimonio mueble e inmueble que hay hoy en día en muchos pueblos abandonados o “aletargados”. A través de fotografía, crónicas y visitas organizadas, pretendemos dar a conocer estos pequeños fragmentos de geografía olvidada…

In the year 2000 50 % of the world population already was living in cities. In 2020 it will be 60 % and today in Europe already it overcomes 75 %. Cities grow whereas many rural territories are still today being emptied. Mines, factories, gardens, towns, villages, testimonies of last epochs and small fragments of culture that little by little are disappearing … even in  the maps. The “Demapping project” of the territory consists of the gradual disappearance of geographical references of the maps as consequence of the depopulation and the rural decline. This space tries to be a tool of diffusion on the enormous heritage furniture and building that exists nowadays in many left or “lethargic” peoples. Across photography, chronicles and organized visits, we try to announce these small fragments of forgotten geography…