Crónica del Seminario Recartografías (II)

Crónica del Seminario Recartografías (II)

Autores: Eva López, Estefania Llorens y Sergio Otero.

Con Carme Melo como moderadora, tras realizar un resumen de las ponencias del día anterior, se presenta la jornada del 19 de febrero en la que se pretende continuar abarcando las cuestiones ambientales, pero con una connotación positiva y creativa, analizando una serie de propuestas en el medio rural, ideadas para afrontar las crisis sanitaria y territorial actual.

De manera que la sesión fue presentada en formato mesa de debate, donde cada ponente procedió a la exposición de sus proyectos. Siguiendo el formato online, María Tena dio inicio a las ponencias con su proyecto “JO APOSTO PELS PORTS”. El proyecto se desarrolla en la Comarca de els Ports, que contando con 13 municipios y un total de apenas 4000 habitantes, es considerada un desierto demográfico. Principalmente la comarca vive del sector primario, pero en los últimos años, el turismo ha ido ganando fuerza como actividad económica. Desde 1978 tiene lugar este evento: “L’Aplec dels Ports” en el que se celebra una jornada con diferentes actividades culturales. Constituye una celebración que sirve tanto como reencuentro y como reivindicación, resaltando las ganas que tienen sus habitantes de vivir dignamente en su tierra, con su lengua y con su cultura. Cada año, se delega la competencia de la festividad a uno de los pueblos, que se encargará de toda la celebración. Forcall, el pueblo de nuestra ponente, Maria Tena, tomaba el relevo para llevarlo a cabo, proponiendo como lema “Resistencia contra la indiferencia”. De esta manera, dieron comienzo las distintas actividades gracias a los voluntarios del pueblo, llegando a poner en marcha proyectos contra el fracking, historias de vida, campañas de conscienciación sobre el consumo de alcohol, etc.

Además, para las navidades, se realizó el sorteo de una cesta con productos de toda la comarca aportados por comerciantes de la localidad. Pero, a pesar de que se realicen actividades durante todo el año, la semana más significativa tiene lugar en julio, por lo que los voluntarios dedican sus esfuerzos de planificación y organización para llevar a cabo la celebración lo mejor posible. Sin embargo, con la irrupción de la pandemia en 2020, fueron puestas en marcha las restricciones causadas por la crisis sanitaria, que, como bien es conocido, ha supuesto un sin fin de problemas y obstáculos para la celebración de cualquier tipo de evento, por lo que la situación final fue el aplazamiento de la semana de L’Aplec dels Ports. Durante la crisis sanitaria, fue posible observar un aumento en las ventas de los comercios locales. Es por ello que se decidió invertir todos los esfuerzos en un nuevo proyecto de concienciación sobre la importancia del comercio local llevando a cabo dos actividades: en primer lugar, elaborando bolsas reciclables canjeables en los comercios al acumular 10 papeletas obtenidas por compras superiores a 5 euros, y en segundo lugar, la elaboración de un video que pretendía sumir a los receptores en la reflexión, resaltando la importancia del comercio local e insistiendo en su uso cotidiano y no sólo durante situaciones de urgencia.

Así, podemos concluir que pese a que la cancelación de la semana de l’Aplec una mala noticia para la comarca, gracias al ímpetu de los voluntarios, quienes pusieron todo su esfuerzo y dedicación a pesar de las trabas, fue posible llevar a cabo su objetivo principal: mantenerse vivos y visibles.

Acto seguido, toma la palabra Pau Agost, en representación del colectivo “CONECTA NATURA

Constituyen una asociación surgida hace 6 años, que nace de la mano de un grupo de alumnos de ciencias ambientales del campus de Gandía de la UPV tras cursar una asignatura relacionada con la gestión de proyectos. De manera que surgen como asociación que realiza sus actividades a partir de voluntariados y que destaca principalmente por emplear la herramienta de custodia del territorio en la gestión de fincas. Además, apuestan por la educación ambiental para comunicar y sensibilizar, con el objetivo de que más allá de la realización de una acción concreta y puntual, los voluntarios adquieran una conciencia y valores que se mantengan con el paso del tiempo.

Algunos de los proyectos llevados a cabo por la asociación son:

  • Lligabosc: desarrollado en Yátova, en un área de especial protección, que consiste en la gestión de una serie de parcelas que fueron salvadas de la especulación y la conversión en posibles campos de golf.
  • Ofegabous: un proyecto de recuperación del hábitat de Pleurodeles waltl llevado a cabo tras el incendio de Alcublas, cuyo trabajo consiste en la lucha contra la colmatación y erosión para la recuperación de balsas.
  • Proyectos de custodia: con el objetivo de revalorizar y restaurar algunas estructuras de piedra en seco tradicional, organizando una serie de rutas que pasan por estos monumentos para generar un atractivo para los visitantes.
  • Proyectos de educación ambiental: algunos como la huerta infantil, jornadas de divulgación en institutos y trabajo con adultos.

Además de los mencionados, cabe destacar que su proyecto más destacado lo constituye “Mosaics de vida”. Basado en principios de agroecología, que busca tanto la parte ecológica como social, comienza como un proyecto de custodia para gestionar una serie de parcelas localizadas en la Vall de Xinquer, provincia de Castellón, con el objetivo principal de poner en valor la riqueza del mosaico agrícola, paisaje que destaca por la oferta de servicios ambientales, su elevada biodiversidad y su papel atenuante sobre los incendios forestales.

A su vez, se ha insistido en la recuperación de todo el patrimonio natural y cultural que hay en el territorio, como, por ejemplo, restauración de una balsa morisca y recuperación de bancales. De esta manera, su intención es alcanzar el desarrollo sostenible a partir de la combinación de la tradición y la innovación. Así, el proyecto podría resumirse en tres fases:

  1. Recuperación: a partir de entrevistas a la población local, elaborar una serie de inventarios de variedades agrícolas, recopilando información sobre localización de árboles madre e injertos de frutales.
  2. Conservación: con la construcción de un vivero de frutales bien inventariados y etiquetados que puedan ser posteriormente estudiados.
  3. Revalorización y uso.

Con todo este proyecto se pretende buscar los recursos endógenos que se encuentran en las zonas rurales con el objetivo de aprender a darles uso y trabajar con ellos. Esta es la razón por la que se valora tanto el conocimiento intergeneracional, esencial para la dinamización local. Si muere el conocimiento, muere el paisaje. Los miembros de la asociación son conscientes de que el tiempo corre, y frente a la crisis ambiental actual, los conocimientos tradicionales cultivados en el medio rural serán vitales para alcanzar ese escenario del que todo el mundo habla, el desarrollo sostenible.

Concluida la intervención de Pau, toma la palabra Anchel Reyes rompiendo con la modalidad de las ponencias. Así, sin apoyarse en una presentación power point, presenta su ponencia sobre Artieda

Se trata de un pequeño pueblo del Pirineo aragonés, con una población de 70 habitantes durante el invierno, que, al igual que otros municipios en situación de despoblación, ansía atraer población joven. Sin embargo, la localidad cuenta con la peculiaridad de que su estructura poblacional no está conformada por población envejecida, describiendo una pirámide más o menos equilibrada. Además, destaca la presencia del pantano de Yesa, el cual implica un grave conflicto ambiental ya que se está planificando su expansión. Desde el franquismo, las políticas hidráulicas han azotado a los territorios rurales. La construcción de pantanos ha supuesto la desaparición de infinidad de pueblos y terrenos de cultivo. Pese a que Artieda ha sido candidato de este destino cuyos habitantes han llegado a sufrir la agonía de las expropiaciones, han logrado mantener una fuerte oposición. Explica Anchel que Artieda es un pueblo que destaca por el amor a su tierra, por la lucha por su identidad y dignidad, en donde los lugareños proclaman como lema “volver es un orgullo, quedarse es un triunfo en la vida”. Actualmente, la lucha continúa y es por ello por lo que se decidió poner en marcha el proyecto “Empenta Artieda”. Se trata de un proyecto de desarrollo integral que pretende combatir la despoblación desde los valores de la soberanía y la autogestión, que trabaje desde el ámbito del empleo y la educación con una visión holística.

Así, Anchel, sociólogo de profesión, en colaboración de un compañero psicólogo, son contratados para desarrollar el proyecto. Al mudarse al pueblo, comienzan a trabajar con una metodología de investigación y acción participativa, con la creación de un grupo motor y un grupo de seguimiento para trabajar en el tema de la despoblación. De manera que, tras la realización de distintos talleres, diagnósticos y grupos de discusión, se llegó a las siguientes conclusiones sobre Artieda:

  • Mujeres jóvenes y jóvenes cualificados dirigen la población.
  • Existe un exceso de segundas residencias.
  • Los jóvenes neorrurales pueden ser una oportunidad.
  • La vivienda y el empleo destacan como puntos débiles.
  • Los cuidados de la población mayor recae principalmente en las mujeres.

Tras llegar a un consenso sobre el problema, se pretendía dar comienzo a varios proyectos. Para ello, se realizó una recogida de ideas del pueblo y se procedió a reflexionar sobre los escenarios idílicos y catastróficos. Finalmente, tras asentar las bases del proyecto pasado el primer año, para el periodo 2018-2019 se propusieron una serie de acciones que han dado como resultado la atracción de 15 jóvenes al municipio:

  1. Mejora del internet en todas las casas del pueblo.
  2. Acciones sobre la vivienda municipal.
  3. Reforma de dos viviendas municipales y mediación para el alquiler de otras dos más.
  4. Ampliación del albergue y construcción de un camping.
  5. Fundación del colectivo la jardinera.
  6. Oferta de actividades como yoga y cursos de aragonés.
  7. Celebración de jornadas feministas.
  8. Programación cultural durante la crisis sanitaria.

Sin embargo, pese a que el proyecto parece haber dado sus frutos, actualmente se enfrentan a cierta situación de estancamiento, pues parece ser que el proceso participativo parece haber alcanzado sus límites respecto al tema del empleo y la vivienda, y la crisis sanitaria también supone un problema para que la localidad pueda ser visitada y conocida por gente de otras procedencias.Lo que está claro es que en Artieda siguen luchando por su dignidad e identidad propia, y por conseguir el ideal de convertirlo en un municipio habitable. Quien pierde sus raíces, pierde su identidad, pero los artiedanos y artiedanas muestran estar llenos de ella.

Finalmente, llegamos a la última intervención de la mesa redonda, protagonizada por Daniel Castillo en nombre del proyecto “A PASO LENTO

Consiste en un proyecto de ganadería destinado a la apertura de nuevos canales de comercialización de productos cárnicos de extensivo en el que participan como promotores 3 ganaderos de extensivo, el ayuntamiento de Alcublas y una fundación. Debido al declive en el número de rebaños dispersos, la pérdida de infraestructuras y el aumento del riesgo de incendios forestales, se plantea la propuesta con los objetivos de fomentar la ganadería extensiva para dar a conocer los servicios que aporta y para abrir nuevos canales de comercialización de productos que conecten directamente con las comarcas vecinas. Algunas actividades realizadas han sido la construcción de cercados y la construcción de caminos que pongan en contacto la comarca de Los Serranos con Valencia, además de la construcción de pequeños comercios y jornadas de educación en alimentación sostenible de la mano de Escola Cooperativa.

A su vez, se han llevado a cabo diferentes talleres participativos con los ganaderos con el objetivo de estudiar sus necesidades. Tras realizar este análisis fue posible obtener un precio justo para que el trabajo fuera bien remunerado, además del establecimiento de la edad ideal de sacrificio de los animales para que estos puedan tener una calidad de vida. En principio, fue puesto en marcha en colaboración de la carnicería del pueblo. Sin embargo, a los pocos pedidos a causa de la enfermedad del carnicero, tuvieron que hacerse cargo de los despieces. Además, solo se venden piezas enteras, por lo que los compradores se han adaptado al producto, de manera que se adquiere un compromiso para evitar que se malgaste el producto. Los siguientes pasos consisten en la consolidación de tres nuevos canales y una ampliación con 11 posibles nuevos clientes. Además, para dar a conocer esta propuesta, se han elaborado trípticos y posters informativos para informar a los consumidores de las propiedades del producto que adquieren, así como la celebración de talleres de degustación “showcocking” para aprender sobre la preparación del cordero y el cabrito; y charlas divulgativas explicando los beneficios ambientales y sociales de la ganadería. Con paso lento pero firme, este proyecto avanza con múltiples acciones entre manos, dejando claros los beneficios de la ganadería tradicional y su relación con los objetivos del desarrollo sostenible, que pone de manifiesto el papel fundamental de la ganadería extensiva, la necesidad de un precio justo para remunerar el trabajo de los ganaderos y la importancia del comercio local.

Concluidas las ponencias, se abrió paso a las cuestiones relacionadas con la crisis sanitaria. Y si bien es cierto que para casi todos los proyectos supuso un frenazo importante para el ritmo de trabajo, lo que está claro es que como promotores proclaman continuar innovando para sacar adelante sus propuestas a pesar de las adversidades impuestas e implicadas por las restricciones del coronavirus. Con estas conclusiones, da por finalizada la mesa redonda para abrir paso a una ponente muy especial del octavo seminario de Recartografías.

María Sánchez, escritora, veterinaria de campo, narradora y poeta. Actualmente posee tres obras y un proyecto literario muy reciente.

Veterinaria de campo como profesión, trabaja con razas autóctonas en peligro de extinción y con razas ganaderas asociadas a espacios naturales protegidos. Escribía en su tiempo libre y reivindicaba el papel de las mujeres en el medio rural, como el de su abuela y el de su madre, en un momento de poder masculino. En 2017, saca su primer poemario Cuaderno de campo, era una despedida a su abuelo y un agradecimiento a esos hombres que dedicaron su vida a la veterinaria. Lo escribió en un momento en el que el campo no estaba de moda. Escribe porque le da rabia cómo se retrataba el campo, el medio rural, su lugar de trabajo y de vida, solo se contaba lo malo del medio rural. No entendía lo que tenían que pasar las mujeres de su vida, a lo que habían tenido que renunciar. El libro Tierra de Mujeres es una disculpa hacia las mujeres del campo. Ella siempre había querido ser como los hombres de campo, que nunca lloran ni sangran. Con su narrativa reivindica el medio rural y la figura de las mujeres en el mismo.

En el año 2020 publica Almáciga. Un vivero de palabras de nuestro medio rural, un glosario poético ilustrado de palabras del medio rural. La finalidad es recoger palabras para que no caigan en el olvido, ya que si no las cuidamos morirán con nuestros mayores y nuestros pueblos. Muchas de estas palabras se encuentran en riesgo de extinción, por lo que intenta recuperarlas para poner en valor el patrimonio y la cultura que hay en nuestros medios rurales. Se da cuenta de que su familia y los ganaderos utilizan palabras que cuando desaparezcan, va a dejar de oír, por eso nace su necesidad de recopilarlas. Almáciga quiere devolver el valor a todas las palabras del territorio. No pretende crear un diccionario, sino mostrarlas como palabras vivas, que cuentan una historia. No es un libro cerrado. Desde el primer momento, decidió hacer una página web que sirviera de semillero colectivo, en el cual toda persona pudiera incluir la palabra para que no cayera en el olvido.

Así, tras hacer un recorrido por su trayectoria literaria, María concluye con una seria de reflexiones formuladas como pregunta: ¿A qué normalidad queremos ir? ¿Cómo convivir en el territorio? ¿Qué es lo que queremos conservar? Además, para hacer más emotiva su charla, decide cerrar su intervención con un fragmento del poema “el saqueo”, finalizando con una últkiima pregunta que nos invita a la reflexión: ¿Qué medios rurales queremos habitar y de que forma?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *