Monthly Archives:noviembre 2011

Las salinas olvidadas

Recartografias No Comments

Las salinas olvidadas comenzaron su explotación ya en la edad media. Los suelos abundantes en arcillas yesíferas del Keuper ha permitido durante siglos explotar lo que hasta hace poco era uno de los minerales más lucrativos: la sal. La sal es y ha sido esencial en la vida de los pueblos de montaña para el consumo humano, la conservación de alimentos y la ganadería.

Sin embargo con la industrialización, la mejora de las comunicaciones y la reducción de los costes de transporte la explotación de estas sales mediante evaporación dejó de ser rentable. Estas salinas funcionaban a partir de la extracción de agua salobre de un pozo que hoy está en ruinas (ver foto) y su distribución en un sistema de balsas de evaporación comunicadas entre sí por canales de madera.

Además de varios antiguos corrales y de un casón señorial y otro de criados que era propiedad de la familia que regentaba la mina, aún hoy en día se pueden contemplar las ocho piletas o balsas donde se dejaba el agua salobre evaporar.

Las minas contaban incluso con una ermita propia, lo cual no es muy usual en este tipo de asentamiento industrial. Hoy en día la mayor parte de los edificios se encuentran en ruinas, con sus techumbres hundidas, aunque aún es posible ver toda la maquinaria y la noria que se utilizaba para extraer el agua salobre.

En las dos fotos de arroba se puede observar el pozo desde donde se extraían las aguas salobres en la actualidad y cuando estaba en pleno funcionamiento en los años 30. Esta es una muestra más de patrimonio industrial que queda hoy en día en estado de completo abandono. Toda la mina es hoy en día propiedad privada, y a juzgar por el estado de este importante patrimonio, sus dueños no parecen ser capaces o tener interés en evitar su ruina total. Las siguientes muestran el estado actual de lo que fueron las cuadras y almacén.

 

 

Por último una fotografía que muestra de nuevo las salinas cuando aún estaban siendo explotadas en los años 30 y constituían una importante actividad para su municipio y un negocio bastante lucrativo.